Seleccionar página

David Pintor

eva sanchez

‘Tengo la teoría que cualquier profesión artística tiene mucho de intuitivo, de espontáneo. Yo nací en A Coruña, y gran parte de mi vida la he pasado en Galicia. Un lugar que, a pesar de los destrozos que ha causado el feísmo y la construcción descontrolada, aún mantiene mucha magia en su luz y en el color de su mar. En mis ilustraciones hay muchas veces una brisa suave que recorre el papel, y supongo que es consecuencia de haber crecido en una ciudad frecuentemente azotada por el nordés.

Así comenzaba David Pintor su respuesta a la pregunta de cómo influye el lugar de nacimiento en la vida de un artista, de la también ilustradora Emilie Miss Miza. La entrevista fue publicada en el número de Opticks Magazine dedicado a la ‘Memoria’.

Líneas más abajo, Javier Olivares le realiza la siguiente pregunta: Siendo un ilustrador versátil que se mueve en muchos terrenos y medios diferentes. ¿Cómo crees que se influencian entre sí los diversos campos en los que trabajas?

‘Yo empecé en prensa haciendo caricatura y humor gráfico, y estas dos disciplinas me han influenciado mucho en mi carrera. Por una parte, el trabajar en prensa te da velocidad en la ejecución del dibujo y rapidez de reflejos. Hay muchas ocasiones en las que dispones de muy poco tiempo para hacer la viñeta, pues la noticia del día ocurre muy cerca del cierre de la edición del periódico, con lo cual estás obligado a resolver un encargo de una manera urgente. Esto le da a uno velocidad, seguridad y disciplina, cosas que me han venido muy bien en múltiples trabajos. Por otra parte, el dominio de la caricatura me ha ayudado a prescindir de lo superfluo y a centrarte en aquello realmente importante. Esos son los elementos sobre los que me he apoyado a la hora de afrontar otros campos como el cartelismo, el diseño, el cómic, o la ilustración infantil…’

David Pintor nació en A Coruña en 1975, años antes de posar con esa cara de irlo a hacer todo bien sin mancharse tan siquiera un poquito el jersey. Mucho más tarde, comenzó a cosechar premios y reconocimientos con su estilo fresco y espontáneo. Aquí una muestra de ellos:

• Premio «Letterattura per Ragazzi 2018» al mejor album ilustrado por «Venezia
• Premio especial en el Festival Nami Island International Illustration Concours de 2013 y 2015.
• Seleccionado en la lista White Ravens en el 2009, 2011 y 2014
• Premio Gianni Rodari 2017 por Venezia.
• Premio especial del jurado Andersen 2015 por «La piccola grande guerra».
• Seleccionado en 2007, 2010, 2011 y 2013 para la muestra de ilustradores de la Feria de Bolonia.

Mostrando el único resultado